El poder del petróleo.

El poder del petróleo, de Mariano Marzo en La Vanguardia

Toda la energía almacenada en un barril de petróleo o en un litro de gasolina nos sale a precio de ganga

En el contexto de los cinco mil años del registro histórico, la era del petróleo, inaugurada oficialmente en 1859 con el pozo perforado por el coronel Drake en Pensilvania, resultará muy corta, aun en el supuesto de que la pudiéramos prolongar durante otros cien años. Pero, desde Drake a nuestros días, su hoja de servicios resulta extraordinaria. No en vano, nuestra civilización, tal como la conocemos en los países desarrollados, no sería posible sin el petróleo.

El poder del petróleo radica en la enorme cantidad de energía atesorada en las moléculas de este hidrocarburo. Una cuestión que podemos visualizar mediante un simple experimento (letthesunwork.com/energy/barrelofenergy.htm) que tan solo requiere de una bicicleta estática, como por ejemplo la empleada hace años para iluminar algunos árboles de navidad desplegados en Barcelona. Veamos.

Resulta que un barril de crudo contiene aproximadamente 159 litros, que equivalen (de media) a unos 1.667 kilovatios-hora de energía. Y un litro de gasolina, uno de los productos derivados del crudo, a unos 8,7 kilovatios-hora. Esta última cantidad corresponde a la que obtendría una persona pedaleando en la bicicleta comentada durante cerca de 87 horas, asumiendo que fuera capaz de mantener una media de 100 vatios-hora. Si pedaleara 40 horas por semana, le llevaría cerca de 15 días igualar la energía de un litro de gasolina y cerca de 8 años la contenida en un barril de crudo.

Pero lo más importante para entender el desarrollo alcanzado por nuestra civilización es que toda la energía almacenada en un barril de petróleo o en un litro de gasolina nos sale, en realidad, a precio de ganga. Otra afirmación que no es obvia y que el experimento de la bicicleta nos ayuda a comprender mejor.

Tan solo necesitamos asignar a cada hora de pedaleo el coste del salario mínimo interprofesional, que en España es de 21,38 euros por día o 2,67 euros por hora (asumiendo una jornada laboral de ocho horas por día). De este modo, el coste de pedalear 87 horas (periodo en el que obtendríamos la energía equivalente a un litro de gasolina) sería de 232,3 euros, mientras que el de pedalear 16.667 horas (la energía de un barril de petróleo) rondaría los 44.501 euros. Hoy el coste de un litro de gasolina en España promedia los 1,4 euros y el del barril de petróleo Brent los 93 euros. Las sociedades preindustriales dependían para su desarrollo de unos ingresos energéticos solares, instantáneos o algo retardados, que se reponían de forma constante. En cambio, la civilización moderna basa su esplendor en una herencia solar única (los combustibles fósiles) que no puede ser renovada a la escala temporal de una civilización y que, además, estamos dilapidando a gran velocidad. Quizás porque, como dijo el poeta, somos tan necios como para confundir valor y precio.

Mariano Marzo. Catedrático de Recursos Energéticos de la Universitat de Barcelona (UB).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: